Yo soy quien soy

Yo soy quien soy
Quien no quiere ser en la vida lo que quiere, quien no ha deseado imponer sus caprichos ante la babeada que tienen nuestros padres hacia nosotros, pues bien, lo que les voy a contar es aquellas cosas que uno no quiere hacer pero que a veces por más que no quieras lo haces, en algunas ocasiones sin más remedio que decir ¡lo siento papa! Bueno, era el primer día de clases, mi papa al igual que casi todos los padres, estaba nervioso de dejarme en manos de gente extraña, desconfiaba de todos, más aun en un lugar un poco distante de casa, pero claro, mi padre exageraba casi siempre, el no aceptaba que su bebe tenía que estudiar y que debía dejarlo para de esa manera pueda empezar a ser parte de esta nueva vida.
Mi papa, me adora, me mima, hasta hoy lo hace, y yo a veces me aprovecho de ello, ocasionándole muchos dilemas, pues le pido helados y chocolates, golosinas que el médico me ha prohibido, y pienso que en exceso deberían prohibírselos a todos, pero ahí estábamos, comiendo otras cosas pero a fin de cuentas golosinas, siempre me salía con mi gusto, hasta ahora. En algunas ocasiones me preguntaba qué hubiese pasado si mi papa no se preocupara tanto por mí, y lo digo porque en el nido no todo fue color de rosa, tenía unas profesoras que más que profesoras parecían carceleras, el trata hacia nosotros los niños era de prepotencia y dictadura, el algunas ocasiones se terminaba con la agresión física, claro, cuando nuestros padres iban a la escuela ante nuestras quejas , ellas, las profesoras nunca aceptaban su culpa y el asunto terminaba peor para los niños , pues los mismos padres golpeaban a sus hijos por supuestamente mentir y hacerles quedar mal ante la profesora, pero claro, en mi caso fue distinto, mi padre siempre confiaba en mí , siempre, nunca dudaba de lo que yo le decía , era paciente, pues él no quería que para nada ninguna profesora me castigara físicamente, por nada del mundo; siempre me inculcaba sobre mis derechos como niño, hasta me decía que si algún día el intentara castigarme, pues que yo haga valer mis derechos así sea mi padre.
A fin de cuentas mi paso por el nido fue tan rápido que apenas lo he sentido, mis recuerdos de ello no son malos ni buenos, pues lo poco que recuerdo lo estoy contando.
Mi paso por la educación primaria fue casi lo mismo de mi paso por el nido, las mismas observaciones , la misma displicencia de los profesores a enseñar anteponiendo el grito y el castigo físico, los padres en la mayoría de los casos se hacían de la vista gorda , parecía que quisieran o se alegraban que castigaran a sus hijos, en mi caso no fue así, mi padre siempre estaba atento a todo lo que fuera conmigo, mi comportamiento, mis amigos, mis golosinas, y claro siempre atento a que profesor o profesora me instruía.
Algunos profesores nos veían como sus enemigos , algo así como que nosotros tuviésemos la culpa que ellos estén como estén, sentía que nos culpaban de todas sus desgracias y que nosotros los alumnos éramos los que habíamos ocasionado ello, en algunas ocasiones nos trataban con odio en otras fingían buen carácter ante la presencia cómplice de los señores inspectores de las UGELs; pero una vez que ellos se iban empezaba el festín de nuevo, gritos , insultos, ataques sicológicos, en algunas ocasiones éramos burros, en otras bestias, o tal vez éramos de otro planeta ósea marcianos, pues nunca entendíamos sus clases, según y tal como los profesores nos vociferaban con grande ira desaforada. En mi caso las cosas no fueron tan rudas, pues mi papa siempre estaba pendiente ante cualquier alarma de maltrato sicológico o físico de parte de aquellos encargados de darnos educación para el mañana, que irónico verdad.
Vale decir que mi educación primaria fue tan pasajera y efímera como la educación en mi nido, de eso, lo poco que recuerdo es las comelonas de los profesores en los días de fiesta de la escuela, el día del onomástico del director, el día del profesor o los cumples de todos los profesores que a fin de cuentas se festejaban en el centro de estudios, caray, el baile y la cerveza fluía, pero parece a nadie le importaba esos hechos, y hasta hoy casi nada a cambiado.
Ahora estoy en la secundaria y las cosas no parecen ser diferentes, sigo esperando tener clases reales, profesores reales, no los encuentro, estoy ya en el segundo de secundaria y aun no tengo clases de verdad, tampoco tengo profesores o maestros , solo atino a ver asalariados que fungen de profesores, pues no les importa la educación, puesto que no hacen nada, mucho menos se preocupan por sus alumnos , nos han abandonado , nos dejan a la deriva , nos dejan expuestos ante la jauría de bestias que existen dentro de estos centros estatales, a los cuales han llegado debido al aburrimiento de algunos padres de tenerlos en casa , es así, que los que queremos estudiar no solo no encontramos profesores sino más bien cómplices del desorden y caos, que estos jóvenes desadaptados imponen como norma y regla dentro de los centros educativos públicos y que hasta hoy sigue haciendo mella en los alumnos que si quieren estudiar, pero que se encuentran secuestrados y completamente desprotegidos por sus autoridades ya sea locales, regionales y estatales, las leyes están, pero parece que nadie quiere implantarla, a ese paso terminare la secundaria en un colegio nacional sometido a reglamentos alienados de una sociedad corrupta, galopante y asistida por los más reaccionarios del sistema en el cual vivimos, es así que la única esperanza que nos alumbra a los que realmente queremos ser parte del futuro de nuestro país, es que la buena mano de nuestros padres, siempre esté cerca de nosotros, porque ante el menor descuido esta jauría escolar y docente simplemente nos destruirá al igual que a nuestro futuro.
Ya es tarde, tengo que descansar, me levantare temprano e iré a estudiar al centro nacional secundario y espero que el día de hoy sea más corto que los demás días y que los días se acorten mas al igual que las semanas, al igual que los meses y los años, para de esa manera salir ya, de este episodio llamado educación pública escolar al cual me veo forzado a asistir pues el destino llamado sistema me ha obligado a ir.
REMZA.02/11/12
1:37 am.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: