AZUCARERA CASAGRANDE.- GEORGE WESTRING PREGUNTA A EDUARDO SALAZAR.

george westring dijo…
mi bis-abuelo fue Alfredo Gildemeister Prado y llego ser el gerente general de Casa Grande. Lo que nunca entendimos en nuestra parte de la familia porque a la muerte de su padre(Johann Gildemeister) toman posecion de Casa Grande los primos de Alemania y Alfredo Gildemeister Prado y sus hermanos pierden el control de Casa Grande. Derrepente nos puede ayudar con esto. Tengo entendido que los trabajadores se sublevaron cuando entro la parte 100% alemana a administrar y tuvieron que llamar a mi bisabuelo para calmar a los trabajadores.Haber si nos puede ayudar con esto.

RESPUESTA DE EDUARDO SALAZAR.-

Estimado _George: Gracias por escribir. Sobre la sucesión de Casa Grande a la muerte de Juan Gildemeister, quien asume la conducción de la empresa NO fueron “primos de Alemania”, sino un sobrino suyo (hijo de su primo) llamado Enrique Gildemeister, nacido en Iquique (de padres alemanes).

¿Por qué asumió él y no sus hijos? Esa es una buena pregunta. Klaren en “Formación de las haciendas azucareras…” dice textualmente:

“Juan Gildemeister, el fundador de la fortuna, fallecido en 1898, dejó a sus hijos el negocio familiar. Incapaces de dominar la crisis económica de comienzos de siglo, los herederos Gildemeister apelaron a un primo lejano, Enrique Gildemeister, para que tomara a su cargo la administración de Casa Grande. Enrique, hombre de consumada habilidad en los negocios, corrigió
los males financieros que causaban trastornos a Casa Grande y en 1903 comenzó a expandir las operaciones
de la plantación comprando cuatro grandes haciendas en el valle en un lapso de siete años”.

Y Novak complementa en este link:
http://books.google.com/books?id=Nk3hdIGEbXQC&printsec=frontcover&dq=novak&lr=&hl=es#PPA46,M1

En 1899 (un año después de la muerte de Juan Gildemeister) se eleva ante notario una escritura sentando los Estatutos de la Sociedad Agrícola “Casa Grande” limitada, cuyo artículo 3 estipula textualmente lo sgte:

“Art. 3° El capital social es de 270 000 libras esterlinas, formadas por 5 400 acciones de 50 libras cada una distribuidas como sigue: 1620 de Mathías Gildemeister, 1080 de Heinrich (Enrique) Gildemeister, 2535 de propiedad de la sucesión testamentaria de Juan Gildemeister, 165 de Manuela Prado viuda de Gildemeister, 80 de cada uno de sus hijos Guillermo, Enrique, Augusto y Alfonso Gildemeister Prado y 85 acciones por sí.”

Vemos cómo sí participaron en la empresa los hijos de Juan Gildemeister, pero no comandándola sino como accionistas minoritarios. El documento lo puedes encontrar en la Biblioteca Nacional del Perú, en San Borja.

Para 1909 de acuerdo a Jean Piel (El capitalismo agrario …) los hijos de Enrique Gildemeister toman préstamos en Alemania y constituyen en Bremen la “Casa Grande Zuckerplantagen Actien Gesselschaft” con un capital de 7 millones de marcos, cambiando la razón social en 1919a “Gildemeister & Cía”.

Y traen operarios alemanes, en cantidad. Y fue a raíz de la llegada de muchos operarios alemanes se produjeron protestas por los empleados peruanos e inclusive una huelga.

Pero al margen de eso hay algo claro, y es que Casa Grande nunca fue “100% alemana”, cuando Juan Gildemeister la compra su capital estaba en Perú, estaba casado con peruana y todos sus hijos nacieron en Lima

(http://www.online-ofb.de/famreport.php?ofb=vegesack&ID=56457&nachname=GILDEMEISTER&modus=&lang=de),

e invirtió su dinero en Perú. Yo no sé si a ese tipo de proceder se le puede llamar “empresa alemana”, salvo por la nacionalidad de Juan Gildemeister, sus acciones y dinero estaban invertidos en Perú y no en Alemania. Y cuando Enrique Gildemeister asume, él sí se asocia con capitales alemanes, pero como accionistas, no como dueños, ahí sí podríamos hablar de una empresa “peruano-alemana”. No “100% alemana”.

El tema de la falacia sobre Casa Grande como “empresa alemana” lo desarrolla de manera muy interesante Bill Albert en “An Essay on the Peruvian Sugar Industry, 1880-1922 (1976)”, textualmente cito este párrafo:

“… But, this view has recently been challenged by Geoff Bertram, who argues that casa Grande was essentially a Peruvian firm and that hostile references as to its “foreigners” were directed primarily against the immigrant origins of its owners…”

Quizás los Larco hayan tenido que ver un poco en eso (los Larco, inmigrantes sardos, eran la competencia más cercana de Gildemeister, al punto de llegar a provocar a sus trabajadores europeos entonando la Marsellesa o nombrando algunos de sus campos con nombres de batalles de la 1GM perdidas por los alemanes como Verdún… pero eso es otra historia) ya que llegaron al valle antes que Gildemeister y se asimilaron rápidamente.

Bueno George, espero haberte ayudado un poco sobre el tema, el cual es fascinante y amplísimo.
Saludos cordiales.

Eduardo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: