AMOR FRATERNAL

QUE TU DOLOR TE IMPULSE A LUCHAR

Muchas circunstancias en la vida nos hacen la invitación para que nos metamos en el hueco de la depresión, pero también nos impulsan a que no nos demos por vencidos. El Espíritu Santo nos ayuda a que tomemos la segunda opción, la de luchar con todas nuestras fuerzas para vencer nuestra inseguridad y desesperanza. Nosotros estamos capacitados para ser los que mejor resistamos los golpes que nos propine la vida. El Espíritu Santo está trabajando fuertemente en nosotros para que lleguemos a creer que somos capaces de levantarnos y vencer a los grandes enemigos espirituales y emocionales que nos están desafiando.

Cuando comprendemos conscientemente que el Señor Jesús está cerca nuestro para apoyarnos, ocurre un cambio radical en nuestra manera de ser y ver la vida. Él se une a nosotros en espíritu, para hacernos más fuertes. Él está cerca para dejarse sentir como amigo, no como enemigo.

Revisa tu vida: ¿Tu dolor te impulsa a vencer?

Siento dentro de mi espíritu, la serenidad profunda de tu Santo Espíritu, Señor. Siento dentro de mí una fuerza profunda que me hace estar en paz aun en los momentos de mayor agitación. Tu Santo Espíritu me está dando visión para mirar más allá de las experiencias de cada día. Estoy seguro que me espera un mañana mejor.

AVANCE, QUE DIOS LO APOYA

El empresario estadounidense Henry Ford dijo: “Hasta un error puede convertirse en la única cosa necesaria para lograr algo que valga la pena”. Algunas personas aprenden de sus errores, otras nunca los superan.

Aprenda y comprenda que no solo usted ha fracasado, que no solo usted ha perdido, que no solo usted a llorado, miles de seres humanos están atravesando o han superado el mismo problema que usted esta padeciendo en este mundo. El mundo continua gracias a los seres humanos que enjugaron las lagrimas y decidieron seguir avanzando.

Si usted es de las personas que lleva cuatro fracasos en fila, deténgase por un momento y piense que es lo que esta haciendo mal. No se acostumbre a fracasar, acostúmbrese a saber elegir lo correcto.

Revisa tu vida: Aprenda de sus errores.

Continúa enseñándome, Divino Maestro, el valor que tengo como obra perfecta de tus manos. Que al comprender dicho valor, pueda ir superando los obstáculos que se me presentan en el camino de la vida. Si otros seres humanos tuvieron la capacidad de levantarse, yo estoy seguro que Tú también me la has concedido a mí.

ESCRITOS RECOPILADOS POR SOFIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: